Mostrando entradas con la etiqueta Gustav Klimt. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gustav Klimt. Mostrar todas las entradas

jueves, 28 de julio de 2016

DISEÑOS PARA LOS WIENER WERKSTÄTTE

DISEÑOS PARA LOS WIENER WERKSTÄTTE | JOSEF HOFFMANN


Josef Hoffmann fue un arquitecto austríaco que participó de forma activa en la creación de la cultura vienesa (o austríaca) del siglo XX junto a nombres como Kolo Moser, Gustav Klimt o Egon Schiele, entre muchos otros.


Trabajó, como los anteriormente citados, para los Wiener Werkstätte, y, aunque esta agrupación da para mucho, en este caso concreto es la producción de Hoffmann la protagonista. Este arquitecto participó activamente en los WW y diseñó, desde carteles en donde mostraba la influencia del Jugendstil (y pronto también de la Sezession), lo cual se puede apreciar tanto en el uso de la tipografía como en los motivos representados, hasta utensilios para el hogar como copas de cristal soplado en las que se aprecia un meticuloso trabajo que denota el perfeccionismo de Hoffmann, u objetos de baño también en vidrio. Su producción es sumamente interesante, así como el papel que desempeñó en la vida cultural austríaca en las primeras décadas del siglo XX.










viernes, 7 de febrero de 2014

MAJOLIKAHAUS


MAJOLIKAHAUS | OTTO WAGNER

Considerado como uno de los arquitectos austríacos más importantes de la historia, Otto Wagner (Viena, 1841-1918) evolucionó desde la robustez y el sobrio estilo clásico hacia el racionalismo. Fue cofundador, junto con Gustav Klimt, Joseph Maria Olbrich, Josef Hoffmann y Koloman Moser de la Secession vienesa, además de mentor de los mismo Olbrich y Hoffman y también de Adolf Loos.

De entre sus proyectos vinculados a su primera época cabe destacar el de Majolikahaus, el cual, realmente, debería considerarse en conjunto con otra construcción que realizó en la avenida Linke Wienzeile y una tercera en la Köstlergasse. La Majolikahaus, numerada con el 40, recibe ese nombre por la cerámica con motivos florales que cubre su fachada, quedando asociada al estilo modernista o Jugendstil propio de esas tierras. Dicha fachada queda  cubierta por planchas de arcilla con la citada ornamentación floral en la que las flores se hicieron en tonalidades rojas y los brotes en azul turquesa.

Se trata de un edificio de seis plantas en el que se combina comercio en el primer nivel con apartamentos de carácter residencial en las plantas superiores, una división ya vista en la Michaelerhaus, aunque con otra distribución, en la que la composición volumétrica se divide en una base y un cuerpo.