Mostrando entradas con la etiqueta Massimiliano Fuksas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Massimiliano Fuksas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 13 de enero de 2016

LA NUVOLA

LA NUVOLA | MASSIMILIANO & DORIANA FUKSAS


Los arquitectos italianos Massimiliano y Doriana Fuksas ganaron en 1998 el concurso para la construcción del nuevo Centro de congresos en Roma. Se trata de un proyecto sumamente interesante por su configuración: podría decirse que está formado por un proyecto dentro de otro.


La Nuvola recibe ese nombre porque la idea de los Fuksas fue la de concebir una estructura que podría describirse como paramétrica por la sinuosidad de sus formas (que recuerdan a una nube por su aleatoriedad). Construido con una estructura de metal, como se indicaba anteriormente, este proyecto de "nube" está contenido sobre otro proyecto que lo resguarda y que recibe el nombre de "Theca": un contenedor de estructura metálica y envolvente acristalada. La tercera parte del Centro de congresos se corresponde a la "Cuchilla", un edificio vertical independiente de los anteriores elementos.







martes, 18 de marzo de 2014

VIENNA TWIN TOWER


VIENNA TWIN TOWER | MASSIMILIANO FUKSAS

Este arquitecto italiano (Roma, 1944), la labor del cual es reconocida en todo el mundo, empezó en el sector de la arquitectura fundando el estudio Gramma junto con Anna Maria Sacconi. Desde 1988 empezó su andadura estableciendo su estudio propio. Su obra se extiende por numerosos países, distinguiéndose por su plasticidad y libertad artística, contando con un elenco de proyectos con notable disparidad de formas.

En el caso de la Vienna Twin Tower, Fuksas proyecta un complejo de edificios construido entre los años 1999 y 2001. La primera de las torres mide 127 metros y el más alto de los edificios cuenta con 37 plantas sobre el nivel del suelo y con más de 100.000 metros cuadrados destinados a oficinas.

Dicha torre se compone de dos estructuras las cuales se conectan, a través de varias pasarelas, con el bloque vecino. Ambos edificios cuentan con una envolvente conformada por un doble muro cortina que los convierte en dos prismas de cristal que emergen de la nada y se imponen sobre el horizonte de la capital austríaca.