martes, 14 de octubre de 2014

LOCOMOTORA PRR K4S 3768


LOCOMOTORA PRR K4S 3768 | RAYMOND LOEWY


Citado anteriormente en Diedrica, en una entrada referente al habitáculo Skylab que diseñó para la NASA, este destacado diseñador industrial ha sido considerado por muchos como el padre esta disciplina. Escribió uno de los libros de mayor influencia en el mundo del diseño en su tiempo, titulado “Never leave well enough alone” y traducido al español como “Lo feo no se vende”. En él plasmaba sus ideas con respecto a la importancia del diseño y el papel que éste podía jugar en el éxito del producto diseñado.

La corriente estética con la que se relaciona a Loewy es el styling, identificativo también de American way of life de las décadas centrales del siglo XX, y de igual modo también con el streamline por el aerodinamismo aplicado en sus diseños. Uno de los mejores ejemplos de este último estilo es el de la locomotora PRR K4S 3768. Por encargo de la Pennsylvania Railroad, compañía que, respondiendo a la evolución alcanzada por su competidora, la New York Central, sentía la necesidad de contar con la locomotora de referencia del momento, Loewy llevó a cabo un diseño de un depurado aerodinamismo en el que la cabeza de la locomotora recordaba a una bala. Asimismo, mantuvo un diseño homogéneo en toda la máquina, con una envolvente contínua que apenas dejaba ver las entrañas, como sí ocurría en otras locomotoras todavía en funcionamiento en aquel tiempo.

Éste es sólo un ejemplo de tantos otros que demuestran el potencial y la influencia de este diseñador industrial, no sólo mientras ejerció la profesión y vivió, sino también hasta el momento actual.




No hay comentarios:

Publicar un comentario